La Fidelidad de Dios de generación en generación

La Fidelidad de Dios de generación en generación


El motivo de este escrito es adquirir información suficiente de la Escritura acerca de la fidelidad de nuestro Dios, para hacer conciencia de la importancia que tiene para nosotros ser fieles y ser leales a nuestro Dios en todo. Para esto debemos conocer y hacer saber que Jehová nuestro Dios, es un Dios fiel como dice el libro de Deuteronomio.

Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones;

Deuteronomio 7:9


Si hermanos, así es nuestro Dios, Él es leal y fiel a todo lo que nos prometió y no puede volver atrás, porque Él es la gloria de Israel, quien no miente, ni se arrepiente.

Además, el que es la Gloria de Israel no mentirá, ni se arrepentirá, porque no es hombre para que se arrepienta.

1 Samuel 15:29


Nuestro Dios, es un Dios de verdad, es la roca cuya obra es perfecta, porque todo sus caminos son rectitud y Él es justo y recto.

El es la Roca, cuya obra es perfecta, porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él; es justo y recto.

Deuteronomio 32:4


Por esa razón, el Rey David no tuvo reparo en pronunciar en el Salmo 36 que la misericordia de nuestro Dios llega hasta los cielos y su fidelidad alcanza las nubes, y yo podría decir también con lo que he leído, que es más grande, es más no se puede medir. ¿Oh acaso Él dice y no se hace? ¿Habla y no se ejecuta?

Cuando acabo Salomón de hacer a Jehová una oración y suplica por la dedicación del templo, se levantó de estar de rodillas delante del altar de Jehová, con sus manos extendidas al cielo, puesto en pie, bendijo a toda la congregación de Israel. Por eso hermanos, roguemos para que este con nosotros Jehová nuestro Dios, como estuvo con nuestros padres y no nos deje nunca.

Bendito sea Jehová, que ha dado paz a su pueblo Israel, conforme a todo lo que él había dicho; ninguna palabra de todas sus promesas que expresó por Moisés su siervo, ha faltado. Esté con nosotros Jehová nuestro Dios, como estuvo con nuestros padres, y no nos desampare ni nos deje.

1 Reyes 8:56,57


Si hermanos conforme a todo lo que nosotros hemos oído con nuestros oídos, así ha hecho Dios y nadie hay como Él, ni fuera de Él.

Por tanto, tú te has engrandecido, Jehová Dios; por cuanto no hay como tú, ni hay Dios fuera de ti, conforme a todo lo que hemos oído con nuestros oídos.

2 Samuel 7:22


Porque su fidelidad es grande y su misericordia nueva cada mañana. La palabra de nuestro Dios es recta y toda su obra es hecha con fidelidad, porque Él ama la justicia y el juicio, y de la misericordia de Jehová esta llena toda la tierra. Ahora, ¿creen ustedes que la incredulidad de algunos hayan hecho nula la fidelidad de Dios? El apóstol Pablo nos da la respuesta a esta pregunta en su carta a los Romanos.

De ninguna manera; antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; como está escrito: Para que seas justificado en tus palabras, y venzas cuando fueres juzgado. Y si nuestra injusticia hace resaltar la justicia de Dios, ¿qué diremos? ¿Será injusto Dios que da castigo? (Hablo como hombre). En ninguna manera; de otro modo, ¿cómo juzgaría Dios al mundo?

Romanos 3:4-6


Por el hecho de que en alguno de nuestros representantes o en algunos miembros de la Iglesia de Dios se dieran algunos cismas o hubiera incredulidad, por ese hecho nuestro Dios no va a dejar de ser fiel con los que realmente le agraden y sean fieles, Él no cambia por una grande razón.

Si fuéremos infieles, él permanece fiel; El no puede negarse a sí mismo.

2 Timoteo 2:13


Porque Él es bueno a los que en Él esperan, al alma que le busca.

Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.

Lamentaciones 3:22,23


Justicia y derecho, son la base de tu trono, amor y lealtad ante tu rostro marchan.

La verdad brotará de la tierra, y la justicia mirará desde los cielos. Jehová dará también el bien, y nuestra tierra dará su fruto. La justicia irá delante de él, y sus pasos nos pondrá por camino.

Salmo 85:11-15


El mayor ejemplo de fidelidad que encontramos en la Biblia, es el de nuestro Señor Jesucristo, examinemos como se dirigió a nuestro Dios en oración desde el Getsemaní.

Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.

Mateo 26:39


Conclusión

Nuestro Dios es firme y fiel a su palabra, se mantiene y cumple sus promesas, solo demanda  de nosotros un poco de compromiso y recocimiento para esforzarnos en cumplir sus mandamientos.

No debe de ser necesario afrontar una prueba para recocer los beneficios de  confiar en nuestro Dios, en lo personal, reconozco la bendición de estar con vida. Solo por la misericordia de nuestro Dios, por el amor de Dios a su Hijo amado, por el amor a mis padres y por el amor a mis hermanos en la fe, Dios obró en misericordia de mí.

Debemos de mantenernos firmes y fieles hasta ser perfectos delante de Jehová nuestro Dios.

Perfecto serás delante de Jehová tu Dios.

Deuteronomio 18:13


Y Dios se desposara con nosotros en justicia, juicio, benignidad, misericordia y en fidelidad para siempre.

Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

Hebreos 10:23-25


Atentamente
Hno. M. L. S.


Loading Facebook Comments ...