Navegando por
Mes: agosto 2020

La bendición de seguir a Jesús

La bendición de seguir a Jesús

El dejarnos guiar por nuestro Señor Jesucristo, es una ¡grande, grande bendición! y ser llamados para ser parte de su ministerio es algo extraordinario, ya que no cualquiera es convocado para ser parte de este gran equipo. 2 Timoteo 2:4 “Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomo por soldado”. En el momento que somos llamados, en ese instante y por consiguiente se genera en nosotros una gran responsabilidad y compromiso.

Una Esperanza Verdadera

Una Esperanza Verdadera

Aprendamos a vivir bajo el abrigo de la esperanza verdadera que promete nuestro Dios, manteniéndonos firmes, sin fluctuar, acercándonos de corazón sincero, en buena certidumbre de fe, considerándose los unos a los otros al amor y a las buenas obras, que fiel es quien lo prometió.

Momentos de desesperanza

Momentos de desesperanza

En la vida hay ocasiones en que el panorama se torna gris y los problemas intentan ahogar nuestra existencia, cuando la desesperanza quiere poseernos, es momento de orar. Dime qué profeta jamás sufrió o que apóstol nunca lloró, el mismo mundo los persiguió, por lo tanto esta leve dificultad que ahora nos quiere doblegar, no se compara con la gloria venidera.

Directiva Femenil

Directiva Femenil

La Directiva Femenil es una organización avalada por el Ministerio local, que fomenta la ayuda mutua entre las hermanas de la Iglesia de Dios, con el propósito primordial de lograr el crecimiento espiritual.

Directiva Juvenil

Directiva Juvenil

La Directiva Juvenil es una organización avalada por el Ministerio local, que fomenta la ayuda mutua entre los jóvenes de la Iglesia de Dios, con el propósito primordial de lograr el crecimiento espiritual.

La blanda respuesta

La blanda respuesta

La única manera de lograr la prudencia en nuestra forma de expresarnos y de actuar es entregar de manera íntegra nuestro corazón al Señor, y ¿cómo lograr que efectivamente sintamos la presencia de Dios en nuestra vida? pues alimentando nuestro espíritu con cosas positivas, edificantes, y buenas … Si alguna virtud, si alguna Alabanza, en esto pensad.