Navegando por
Mes: junio 2020

Hechos para vivir

Hechos para vivir

Servir a Dios es una labor que incluye varios aspectos de nuestra vida, servir es actuar, trabajar y luchar, pero con el amor con el que fuimos llamados, con gusto. En el trabajo está bien comprobado que cuando nos gusta y apasiona nuestro trabajo, la haremos mejor, así pasa en los trabajos para Dios, tiene que haber primeramente un amor por Dios, por su obra y por lo que hacemos, de esta manera nuestra labor será fructífera y la haremos con excelencia.

El que se aloja

El que se aloja

La guarda de los mandamientos no es colocarlos en una caja y cerrarla, es abrir el corazón, escribirlos con fe y aplicarlos en la vida diaria. Los beneficios de poner por obra la ley de Dios son entre otros, cuidados de parte de Dios, su misericordia y una confianza en corazón de quien así lo vive, es decir, una paz que solo brinda el saber que estamos siendo gratos ante los ojos de Dios. La gente a veces se afana por caerle bien a los demás, ¿Tú deseas ser grato ante los ojos de tu Creador?

En las manos del Alfarero

En las manos del Alfarero

Nuestro Dios es fiel y verdadero y aún sigue teniendo el control de nuestras vidas. Por medio de este devocional quiero alentar a todos aquellos que estamos pasando por momentos difíciles en nuestras vidas, a que sigamos confiando, por qué, Así lo a dicho Jehová: Reprime del llanto tu voz y de las lágrimas tus ojos; porque salario hay para tu trabajo y esperanza hay también para tu porvenir, Jeremías 31:16-17

La edificación perfecta

La edificación perfecta

En todos los proyectos constructivos, hay una planeación que debemos seguir para que se lleve a cabo dicha obra o construcción de la mejor manera, es así que nosotros como iglesia también es necesario que en nuestra construcción espiritual también edifiquemos con una planeación y sobre todo sobre los fundamentos que ya han sido colocados, es a saber los apóstoles siendo la piedra principal nuestro Señor Jesucristo.

Confianza en la tribulación para seguir adelante

Confianza en la tribulación para seguir adelante

Cuando las tribulaciones son los problemas llegan a nuestra vida, así como estamos viviendo en este tiempo, la fe del hijo de Dios tienda a ser probada, por lo cual es necesario tomar todas la Armadura de Dios y confiar plenamente en el Señor para seguir adelante. Así que recibamos la palabra de Dios con todo regocijo para alcanzar el premio de la soberana vocación qué es la vida eterna.